Alfombras para niños

Alfombras para niños

Al organizar una habitación para niños, cada padre se esfuerza por hacerla lo más acogedora y colorida posible para que el niño pueda crecer y desarrollarse normalmente. Y, por supuesto, ningún vivero puede prescindir de una buena alfombra..

Requisitos del producto

Existen muchos más requisitos para las alfombras para niños que para las alfombras para dormitorios y salas de estar, ya que los niños entran en contacto directo con ellas. Es por eso que, al elegir una alfombra para una habitación, se deben tener en cuenta varios parámetros importantes:

  1. Una alfombra para niños debe ser cálida y práctica.. Mientras juegan y aprenden sobre el mundo, los niños se mueven mucho y, a menudo, dejan caer algo y lo derraman en el suelo. Por lo tanto, la alfombra debe estar hecha de un buen material cálido que sea fácil de limpiar, no tenga un olor desagradable y no se decolore. Tal alfombra no perderá su apariencia durante mucho tiempo y durará más..
  2. La suavidad y textura del producto también juegan un papel importante.. Para los bebés, esto no es tan importante, pero para los bebés que ya gatean y están aprendiendo gradualmente a caminar, la alfombra debe ser táctil..
  3. Hipoalergénico. Una alfombra para una guardería debe ser respetuosa con el medio ambiente y no causar alergias en un niño, por lo tanto, al elegir una alfombra, debe prestar atención a la composición del material..
  4. Es importante considerar el diseño y el patrón de la alfombra.. En primer lugar, debería gustarle al niño. Al equipar una habitación, dale el derecho a elegir. Además, no olvide que la alfombra debe combinarse con el interior general de la habitación..
  5. Considere la edad del niño. Para niños y adolescentes, existen criterios para elegir elementos decorativos..
  6. Precio. Esté preparado para que una alfombra de alta calidad hecha de materiales naturales sea más cara. Por supuesto, también hay opciones más económicas hechas de materiales artificiales que también son adecuados para un vivero. Además, en el futuro no será una pena regalarlos o tirarlos. Sin embargo, al comprar una alfombra para una guardería, aún no debe ahorrar dinero, porque la comodidad del niño depende de su calidad..

Forma y dimensiones de los productos.

Normalmente, la gama de tamaños de las alfombras para niños se divide en tres grupos principales: modelos pequeños, medianos y grandes..

Las alfombras pequeñas son productos de hasta 2 metros cuadrados. m. Los modelos de tamaño mediano miden hasta 6 pies cuadrados. m.Los productos pequeños son adecuados como alfombras de noche, mientras que los medianos se usan con más frecuencia para designar el área de juego de la guardería. Las alfombras grandes comienzan a partir de 6 pies cuadrados. my superior. Pueden cubrir una habitación completa, reemplazando las alfombras de cabecera y de juego al mismo tiempo. Es importante al elegir el tamaño de una alfombra grande dejar 20 cm de espacio libre de la pared para que no se vea como una alfombra ordinaria..

Si la elección recayó en alfombras más pequeñas, puede elegir varios modelos para diferentes áreas de la guardería. Lo principal es combinar correctamente sus patrones y colores. No deben sobrecargar la habitación en color, porque la habitación de los niños generalmente es lo suficientemente brillante y los ojos del niño no deben cansarse de la variedad..

En cuanto a la forma, la alfombra puede ser cualquier: rectangular, cuadrado, redondo, ovalado o, en general, imitan alguna forma no estándar como un corazón o una máquina de escribir. Por lo general, las alfombras de diseño con formas personalizadas se colocan en el centro de la habitación. A menudo son de tamaño pequeño o mediano y, por lo tanto, se utilizan como designación para el área de juego. Las alfombras ovaladas y rectangulares generalmente se colocan en medio de habitaciones alargadas. En una guardería de forma cuadrada, una alfombra cuadrada o redonda es perfecta. Dependiendo de las preferencias de una persona, puede combinar varias formas y texturas..

Materiales usados

La salud del niño es de suma importancia, por ello, el material con el que se fabrica la alfombra para la guardería debe ser respetuoso con el medio ambiente. Puede haber muchas opciones para el material, pero básicamente, las alfombras se dividen en dos grupos: naturales y artificiales. Ambos tienen una serie de ventajas y desventajas..

Comencemos con materiales artificiales, uno de los cuales es la espuma de polietileno. Las alfombras hechas con ella tienen un buen aislamiento térmico, por lo que el niño siempre estará abrigado y cómodo para jugar con ellas. Absorben y evaporan fácilmente la humedad, a la vez que son livianos. Estos modelos son muy móviles, son fáciles de mover o llevar al país. Debido a su peso, dichos modelos no se presionarán firmemente contra el piso y deberán corregirse constantemente. El niño puede ser muy móvil y, en este caso, la alfombra sin polietileno se moverá constantemente. Puede ser incómodo.

Las alfombras de polipropileno, por otro lado, son más pesadas debido a su estructura densa. El polipropileno es económico, no causa reacciones alérgicas, es fácil de cuidar y no genera electricidad estática. Este material no acumula polvo, es muy fácil de lavar, lo cual es una ventaja indudable para la habitación de un niño. Pero no estuvo exento de inconvenientes: el polipropileno se deforma rápidamente y pierde su apariencia, por lo que tales alfombras no durarán más de 4 años..

Las alfombras turcas de poliéster y poliamida tienen características similares. Suelen tener cerdas suaves más largas y se sienten como modelos de piel o lana..

Una buena opción para un vivero serían los patrones de punto hipoalergénicos o los patrones de hilo de punto. Pueden ser con o sin pelo, todo depende del modelo. Por ejemplo, en las tiendas a menudo se pueden encontrar alfombras especiales hechas de pompones. Por su textura, si es necesario, pueden suavizar la caída del niño. Además, es agradable tocarlos, y será muy interesante para un bebé que recién está aprendiendo a gatear explorar de forma táctil un objeto tan inusual..

Los productos naturales suelen ser más caros, aunque en cuanto a características, no siempre son superiores a las opciones fabricadas con materiales artificiales. Y todo porque tienen dos desventajas significativas: la complejidad de la operación y la ausencia de características como la hipoalergenicidad. Por lo tanto, las alfombras de materiales naturales en el vivero deben seleccionarse con extremo cuidado..

Las alfombras de viscosa para bebés se pueden llamar resistentes a la humedad. Están bien ventilados y no electrifican. En cuanto a sensaciones táctiles, se asemejan a modelos hechos de seda natural, pero a un coste, claro, son mucho más económicos, lo que permite cambiarlos con frecuencia..

Los modelos hechos de seda natural se usan mejor no para una habitación de niños, sino para una habitación de adolescentes. Tales modelos se ven muy elegantes y majestuosos, pero es bastante fácil estropearlos. Basta con derramar pintura sobre ellos o dejar caer plastilina, y listo, la mancha no se puede evitar. Al mismo tiempo, el lavado frecuente dará lugar a un desgaste rápido. Entonces, tal alfombra no funcionará en la habitación de un bebé..

Los modelos de algodón se desgastan y se desvanecen rápidamente, pero son fáciles de cuidar. Basta con caminar sobre ellos con una aspiradora o lavarlos en una máquina de escribir usando polvos suaves y acondicionador..

Las alfombras de lana natural son muy agradables al tacto, por lo que su uso es un placer. Además, se ven hermosos y tendrán esa apariencia durante muchos años. Es muy practico. Estas alfombras no acumulan tensión estática y no se desvanecen con el tiempo. Otra ventaja significativa de este material es la seguridad contra incendios..

Sin embargo, debe tener cuidado con los productos de lana pura: una alfombra de este tipo no es hipoalergénica. Por lo tanto, los expertos aconsejan elegir alfombras hechas de materiales mixtos. Son más seguros para la salud del bebé y, en calidad, no son inferiores a los modelos hechos con materiales completamente naturales. Pero al mismo tiempo, no debes temer a los sintéticos. Contrariamente a la creencia popular sobre sus peligros, puede ser de alta calidad y respetuoso con el medio ambiente..

Decidir los colores

Se cree que el diseño de una habitación para niños debe ser brillante, y este brillo a menudo lo proporcionan elementos como papel tapiz, accesorios de muebles, carteles, juguetes y, por supuesto, una alfombra..

Por lo general, en la producción de alfombras para niños, se utilizan colores bastante coloridos, como rojo, rosa, verde, azul, celeste y muchos otros. Debo decir que hay pocas alfombras de color beige liso o neutro para las habitaciones de los niños. Pero esto no es sorprendente, porque a los niños les encanta todo lo brillante y colorido. Será interesante para ellos mirar y examinar el elemento colorido de la habitación..

Sin embargo, a pesar de las preferencias del niño, el esquema de color de la alfombra debe coincidir con el diseño interior general; de lo contrario, el aspecto final de la habitación se verá insípido y definitivamente no se le debe enseñar al niño a hacerlo..

No use colores demasiado saturados, oscuros o ácidos en el vivero.. Para un niño, pueden ser demasiado sombríos o desagradables de ver, pero esto no debería ser así. Tampoco debes dar preferencia a los colores agresivos. Sin embargo, los tonos demasiado claros de la alfombra no serán la mejor solución, especialmente si la habitación pertenece a un niño menor de seis años que juega y dibuja en la alfombra la mayor parte del tiempo. El padre simplemente no tendrá tiempo de limpiar la alfombra..

Para el interior en colores pastel, puede elegir colores más tranquilos y suaves. Por ejemplo, las alfombras melocotón, rosa apagado y azul pálido se verán orgánicamente en esta gama. Estos colores atraerán especialmente a las pequeñas princesas..

En cuanto a la impresión, puede ser absolutamente cualquier cosa. Pero generalmente se da preferencia a personajes de dibujos animados familiares. Entonces, en la alfombra de la guardería, se puede representar algún superhéroe colorido o una imagen con tus princesas de Disney favoritas..

A menudo, en las alfombras se puede ver la imagen del mundo animal o vegetal, varios pájaros, mariposas, conejitos y flores. Las alfombras de mosaico o las alfombras de colores se han vuelto muy populares. Algunos de ellos pueden ser temáticos y representar clásicos, un mapa del mundo o un campo de fútbol. Tales modelos no solo deleitarán al niño, sino que también lo ayudarán en su desarrollo..

Características de elección para diferentes edades.

Como saben, los niños crecen y se desarrollan a la velocidad del rayo. En consecuencia, lo que se adapta a un bebé de un año puede no ser adecuado para un adolescente. Y pasa lo mismo con las alfombras.

Por lo tanto, al elegir una alfombra para una guardería, es imperativo tener en cuenta la edad del niño..

Para los niños pequeños, opte por una alfombra de piso más suave, más pesada y de tamaño mediano. El niño debe sentirse cómodo para moverse, gatear y jugar con él. Y el peso es necesario para que la alfombra no se deslice por el suelo y permanezca siempre en su sitio, incluso si el bebé está demasiado activo. Esto ayudará a prevenir muchas lesiones..

Por lo general, los niños menores de dos años compran alfombras para gatear. Para los niños mayores, la alfombra sirve como área de juegos. Pero en ambos casos, el niño está en contacto directo con el producto: toca la alfombra con las manos y los pies descalzos, se sienta y se acuesta sobre ella, puede tocarla con la cara. Por lo tanto, la suavidad de un producto de este tipo es la característica principal. La alfombra no debe ser demasiado dura para no rayar y dañar la delicada piel del bebé..

Para proteger al niño y hacer que sus primeros intentos de explorar este mundo sean agradables, puede colocar una alfombra con una pila larga en su habitación, que popularmente se llama “césped”..

Además, un revestimiento tan suave es cálido y protegerá al niño de lesiones en caso de caída. Por lo tanto, es mejor elegir un modelo más denso. Con tal revestimiento de piso, el niño se sentirá cómodo dando sus primeros pasos. Por supuesto, la alfombra para la guardería debe ser cálida, porque es en ella donde el niño móvil pasa la mayor parte del tiempo..

A menudo, los padres compran sus alfombras de desarrollo infantil con animales y plantas. Los motivos naturales son muy populares, pero a veces existen modelos no estándar de desarrollo de alfombras con imitación de las calles de la ciudad. Pueden incluir carreteras con intersecciones, semáforos, casas improvisadas y señales de tráfico. Sería interesante para cualquier niño jugar con autos en una alfombra de este tipo, representando diversas situaciones en la carretera. Tal simulación ayudará al niño a aprender algunas de las reglas más simples del camino, y cuando salga al mundo y se vuelva más independiente, será mucho más fácil para él acostumbrarse a ellas en el futuro adulto..

Los bebés muy pequeños todavía no necesitan una alfombra, porque al estar en una cuna o en las manos cariñosas de la madre, no entran en contacto con el suelo. Sin embargo, incluso para los más pequeños, existen alfombras especiales con sonajeros. Por regla general, no se colocan sobre un suelo desnudo, sino sobre otra alfombra, un sofá o una cama..

Los adolescentes tienen muchos más intereses y necesidades, uno de los cuales es la educación, por lo tanto, se debe seleccionar una alfombra para ellos de manera adecuada..

Para una habitación de adolescentes, los revestimientos de suelo que son de un color más silencioso son adecuados, pero no tienen que ser monocromáticos. Basta con eliminar el “infantilismo” innecesario en la impresión del producto. En el interior de la habitación, se puede usar una alfombra, cuyo patrón refleja los intereses del niño. Por ejemplo, si su hijo se toma en serio el fútbol y lo disfruta, puede colocar una pequeña alfombra junto a la cama con forma de fútbol en su habitación. Al niño le gustará mucho ese elemento del interior..

Para un adolescente interesado en la ciencia, es adecuada una alfombra con una imagen de los materiales del plan de estudios de la escuela. Puede ser una tabla de multiplicar, una imagen de formas geométricas, un atlas, un alfabeto o una tabla periódica. Si al niño le gusta la música, le gustará una alfombra con la imagen de una clave de sol, notación musical, violín, guitarra o teclas de piano. Un niño jugando al ajedrez se divertirá con una alfombra a cuadros que imita un tablero de ajedrez y piezas..

Para un niño deportivo, es adecuada una alfombra densa, dura y sin pelusa, en la que será posible practicar varios ejercicios gimnásticos en casa. Puedes comprar una alfombra que parezca un tapete. Es bastante conveniente y práctico, porque, si es necesario, se puede enrollar y, por ejemplo, esconder debajo de la cama..

Opciones inusuales

Las alfombras modernas para la habitación de los niños pueden ser no estándar y multifuncionales. Algunos de ellos pueden ser tanto un revestimiento de suelo, un área de juego y un elemento de desarrollo al mismo tiempo. Hablamos de modelos que representan letras y números o están formados por varias partes, imitando un mosaico o rompecabezas con un patrón interesante. Tales opciones para recubrimientos contribuyen al desarrollo de las habilidades visuales y táctiles del bebé, que ya a una edad temprana en el modo de juego comienza a entrenar las habilidades motoras finas de las manos. Al percibir tales dibujos, el niño comienza a recordar y distinguir colores, sombras, letras, números y varias formas geométricas..

Los padres especialmente prácticos prefieren las alfombras de Lego, que se pueden transformar en una bolsa de juguetes en cualquier momento. Esta opción es muy conveniente para los propietarios de habitaciones pequeñas donde no hay mucho espacio de almacenamiento. Un par de acciones simples y la bolsa transformadora se convierte en un patio de recreo completo. Por lo general, las alfombras de Lego se utilizan para guardar juguetes pequeños y bloques de construcción en casa o como transportador de juguetes. Una función similar de la alfombra será útil para quienes viajan a menudo con niños y viajan constantemente al país o de visita..

Una opción inusual y saludable son los masajes y las alfombras ortopédicas para bebés. Contribuyen al correcto desarrollo físico del niño. Y, en primer lugar, se trata de la correcta formación de sus pies. Esto hay que recordarlo desde los primeros años de vida de un bebé, porque de ello dependerá su salud física y mental en el futuro..

No se pueden negar los beneficios de las alfombras ortopédicas. Gracias a ellos, el bebé podrá fortalecer las articulaciones de las piernas y especialmente los pies, evitando así la aparición de pies planos. Además, las alfombras ortopédicas ayudan a activar la circulación sanguínea, proporcionando un buen entrenamiento para los músculos de los pies y dándoles el tono necesario..

Por lo general, a los niños les gusta el efecto de masaje que producen los dispositivos ortopédicos, por lo que los padres no tienen que obligar al niño a hacer ejercicio. Él mismo lo alcanzará.

Pero las ventajas de las alfombras ortopédicas no terminan ahí. Los médicos están seguros de que, entre otras cosas, dichos dispositivos fortalecen la inmunidad del niño y también lo ayudan a tolerar más fácilmente enfermedades como la influenza y las infecciones respiratorias agudas. Además, además del desarrollo muscular, estas esteras mejoran el funcionamiento de los órganos internos y especialmente el funcionamiento del cerebro. Y esto es muy importante para el desarrollo cognitivo y emocional del bebé..

Reglas y consejos de cuidado

Para que la alfombra le sirva fielmente durante muchos años y no se desgaste, es necesario cuidarla adecuadamente de manera oportuna. De lo contrario, perderá su apariencia presentable ya en los primeros meses de funcionamiento. Afortunadamente, hay una serie de reglas de cuidado sencillas que puede seguir para prolongar significativamente la vida útil de su producto..

Limpie su alfombra de manera oportuna utilizando cepillos especializados y limpiadores hipoalergénicos que estén aprobados para su uso en ropa de bebé. Normalmente, estos productos vienen en forma de polvo, gel o espuma. Se pueden encontrar en cualquier ferretería..

Lo principal es no usar detergentes demasiado agresivos para la limpieza, para no estropear el material de la alfombra..

Los expertos aconsejan hacer una limpieza completa con polvo al menos cada seis meses, especialmente cuando se trata de habitaciones infantiles. Para los propietarios de alfombras medianas y pequeñas, basta con empapar el producto con polvo y luego lavar a máquina. Es mejor confiar los productos elaborados con tejidos naturales caprichosos a la limpieza manual o simplemente enviarlos a la tintorería..

Pero con alfombras grandes es más difícil. A la hora de limpiarlos, tendrás que trabajar duro: primero, pásate sobre él con detergente y un cepillo, luego repite el procedimiento y, por último, enjuaga todo con agua corriente y aspira. Si no desea limpiar el producto usted mismo, puede utilizar un servicio especial de lavado de alfombras..

Eso sí, no debemos olvidarnos de la limpieza semanal. Y, tal vez, este sea el último consejo de la lista de los que ayudarán a garantizar el cuidado adecuado de su alfombra. Como puede ver, las reglas para irse son bastante simples, por lo que incluso el ama de casa más ocupada puede manejarlas..

Puede aprender cómo limpiar correctamente la alfombra en el video a continuación..