Masilla de acabado Knauf: composición y características técnicas.

Masilla de acabado Knauf: composición y características técnicas.

La masilla Knauf es uno de los materiales de acabado más comunes en la actualidad. Y hay explicaciones para esto: es fácil de usar, no requiere habilidades especiales para trabajar y hace un excelente trabajo al nivelar cualquier superficie..

Peculiaridades

La masilla tiene una variedad bastante amplia y difiere en su granularidad: hay una masilla de grano grueso, de grano medio y de grano fino. Todas estas especies tienen una tarea: nivelar la superficie. Pero la elección de este o aquel tipo de masilla dependerá del tipo de calidad de superficie que se necesite. Para obtener una superficie perfecta o cercana a ella, utilice una masilla de grano fino. De aquí obtuvo su nombre – terminar.

Después de procesar la superficie con dicha masilla, puede hacer cualquier cosa con ella: imprimación, pintura, pegar papel tapiz, cubrir con cualquier revestimiento decorativo, o no puede hacer nada en absoluto: deje la superficie como está.

Ahora hay una gran selección de masillas de acabado en el mercado, que difieren en calidad y precio. Las posiciones de liderazgo en toda su diversidad están ocupadas por la masilla de la marca alemana “Knauf”. Tiene una serie de ventajas y características propias..

La masilla de acabado “Knauf” se basa en yeso o cemento en combinación con varios aditivos poliméricos. A la venta, se presenta en un cómodo envase de 5 a 25 kg. Tiene un color agradable, cercano al blanco o al gris, y se utiliza tanto para trabajos externos como internos en interiores..

Posee las siguientes propiedades beneficiosas:

  • resistencia a la alta humedad;
  • es un material ecológico;

  • no requiere un gran espesor en su uso, lo que habla de su economía;
  • aplicado sobre superficies previamente revocadas, enmascarando en la medida de lo posible cualquiera de sus rugosidades e irregularidades;
  • funciona muy bien con paneles de yeso, sellando las uniones entre las láminas y también le permite nivelar localmente las paredes en lugares con desniveles;
  • después del secado, tiene una resistencia bastante alta y no se agrieta; las altas propiedades adhesivas de esta masilla no permitirán que se aleje de la superficie;
  • la vida útil es de 12 meses.

Una desventaja significativa es el hecho de que la masilla solo se puede abrir por un día. Después de eso, no se recomienda usarlo..

Puntos de vista

Hay algunas diferencias en la capa de acabado. En su composición, diferirá ligeramente según el tipo de material de la superficie sobre el que se colocará: hormigón, yeso de cemento, fibra de yeso, paneles de yeso o ladrillo..

La masilla de acabado se divide en cuatro tipos principales:

  • Cemento. Por ejemplo, Knauf Multy-Finish. Viene en gris y blanco. Adecuado para superficies como yeso de cemento y hormigón. Se puede utilizar para rellenar grietas y agujeros en fachadas exteriores y trabajos interiores con alta humedad..
  • Yeso. La variedad de yeso es muy extensa. No tiene sentido detenerse en cada uno de ellos por separado, pero se debe dar un ejemplo de marcas individuales, por ejemplo, Knauf Uniflott.

Su base es yeso de alta resistencia mezclado con aditivos de poliéster. Se utiliza principalmente para sellar juntas de paneles de yeso. Por sus características de resistencia a la hora de realizar trabajos, no requiere cinta de refuerzo (serpyanka).

Knauf Fugen Gydro se distingue por su alta resistencia a la humedad. Por tanto, al igual que GKLV, se puede utilizar en baños. También hay masillas de yeso universales para varios tipos de trabajo..

  • Polímero. Este tipo se puede atribuir a la masilla Knauf Polymer Finish: es una mezcla blanca seca basada en una sustancia de polímero aglutinante. Debido a su alta adhesión, no teme a las grietas y, debido a la presencia de microfibras, dicha composición no se encoge..
  • Mezclas listas. La característica principal de la masilla terminada es que no necesita diluirse. Esta es una mezcla lista para usar, que se basa en vinilo. Tiene un color blanco distintivo. Se utiliza para superficies planas junto con composiciones anteriores. Esto incluye las marcas de pasta Knauf Rotband Pasta y Polimer Finish. Disponible en envases de 18 kg..

Como se mencionó anteriormente, la masilla de acabado se caracteriza por un bajo espesor de aplicación. Sin embargo, este grosor puede variar según la propia superficie y el tipo de masilla..

Consumo

El consumo de masilla por 1 m2 será indicado por las instrucciones. Sin embargo, en realidad, estos números son diferentes. El fabricante especifica los valores que se aplican a la superficie de pared ideal. En la práctica, la imagen puede ser algo diferente. Naturalmente, antes de comenzar los cálculos, debe decidir el tipo de superficie y el tipo de mezcla de masilla..

Idealmente, la masilla de yeso requerirá aproximadamente 0,8 kg por 1 metro cuadrado. m superficie. Esta cifra cambiará según la superficie. Por ejemplo, si se trata de un ladrillo con muchas costuras y abolladuras, audazmente debe agregar la misma cantidad a esta cifra. En el caso de que la superficie sea paneles de yeso, entonces puede enfocarse en ella..

Si aplicamos una masilla de vinilo lista para usar en este ejemplo, aquí ya es necesario comenzar no desde 0,8 kg por metro cuadrado, sino desde la cifra de 1,2 kg. Todo lo demás es igual y es aceptable para cualquier tipo de masilla..

Cómo aplicar?

Antes de aplicar la masilla, debe cuidar la superficie. Hay una regla simple: cuanto más suave, mejor. Esto jugará un papel muy importante tanto desde el punto de vista económico como técnico..

Antes de comenzar a trabajar, es imperativo tratar la superficie con una mezcla de imprimación; proporcionará una mejor adherencia (adhesión) de la masilla. Entonces debes elegir una espátula. Cuanto más lisa sea la superficie, más ancha se puede tomar la espátula; esto acortará el tiempo de trabajo. Para esquinas y áreas difíciles, use una llana más pequeña.

Todo el proceso suele tener lugar en dos etapas. En el primero, se cierran las grietas y depresiones más grandes, y en el segundo, toda la superficie es masilla..

Debes tener dos espátulas en tus manos. Debe recoger la mayor cantidad posible de la solución preparada con uno de ellos y mantenerlo frente a usted. El segundo debería funcionar, consumiendo la mezcla de la primera espátula. En esta posición, no es necesario que se doble en el recipiente para la solución cada vez. Al aplicar, sujete la llana de trabajo en un ángulo de 45-60 grados con respecto a la pared..

Hay otra forma: puede aplicar la masilla a toda la pared a la vez con golpes puntiagudos, y solo luego nivelarla. Es una cuestión de gustos y depende en gran medida de la propia superficie. Si es plano y casi perfecto, entonces el segundo método es perfecto. En este caso, puede usar no una espátula, sino una regla con una longitud de 1 a 2 metros. Los ahorros en tiempo y costos son evidentes. Al aplicar es necesario controlar el espesor de la capa. Esta es una de las reglas obligatorias para ayudar a evitar problemas de grietas y delaminación en el futuro..

El grosor de la masilla de acabado puede variar según su tipo. Pero generalmente para una versión de yeso es de 1 a 4 mm, y para una versión de cemento puede ser de 2-6 mm. Este valor se puede encontrar en el empaque del producto. Lo principal es no sobrepasarlo. Con una capa gruesa, la masilla se secará durante mucho tiempo, lo que puede provocar su futuro agrietamiento y deformación de la capa en su conjunto..

Además de nivelar el plano de las superficies de paredes y techos, se puede aplicar masilla para obtener un patrón en relieve original.

Para hacer esto, la solución debe traerse de tal manera que se parezca a una masa de cuajada espesa. La preparación de la solución se puede verificar fácilmente; para esto, se debe aplicar una solución de 100-150 g a la espátula e inclinarla verticalmente. Si la solución no se deforma y no se desliza, entonces está lista..

Luego debes aplicarlo en pequeñas porciones para que obtengas la textura deseada. Para ello, se debe aplicar la espátula plana sobre la zona de masilla, presionando ligeramente y levantando su parte inferior. Trabajando de esta manera en diferentes direcciones y con diferentes intensidades, se puede obtener una superficie rocosa. Después de que la masilla se seque, debe limpiarse un poco de las partes excesivamente sobresalientes de la “roca”. Esto se puede hacer con papel de lija común o una esponja dura húmeda..

Hay muchas formas diferentes de darle a la superficie una textura particular utilizando rodillos, polietileno y otras herramientas..

Después de completar el trabajo, es necesario enjuagar todas las herramientas y recipientes debajo de la solución en agua tibia..

Reseñas

En Internet, así como en las páginas de revistas de publicaciones dedicadas a la construcción y reparación, puede encontrar una gran cantidad de críticas positivas sobre la masilla Knauf. Y esto es comprensible, porque la empresa es la más popular del mundo. Esta corporación alemana es fabricante de materiales de acabado desde hace más de 80 años..

Entre las revisiones, se pueden rastrear las siguientes declaraciones de los maestros:

  • facilidad de uso;
  • fácil de aplicar;

  • no tiene grumos;
  • el tiempo para preparar la solución toma unos segundos;
  • tiene alta adherencia;
  • no pierde sus propiedades durante mucho tiempo, lo que se justifica al 100%.

Todas las opiniones de los expertos se pueden resumir en una sola cosa: los productos Knauf son de excelente calidad y cumplen con todos los requisitos establecidos por el fabricante..

Para obtener información sobre cómo nivelar las paredes con masillas Knauf, vea el siguiente video.